Monasterio Cisterciense Santa María la Real de Villamayor de los Montes -Burgos, España-

Cruz

Solemnidad de nuestros Padres Fundadores

El jueves, 26 de enero de 2012

San Roberto, Alberico y Esteban

FOTO

Celebramos con mucha alegría  la solemnidad de nuestros santos Fundadores de la Orden Cisterciense: San Roberto, Alberico y Esteban.

Estos días hemos dedicado al estudio personal un tiempo, profundizando algún aspecto de nuestros Padres Fundadores, nuestro carisma original, historia, textos...y cada hermana lo ha ido compartiendo en comunidad. Ha sido muy rico y variado. Lo colgaremos en esta web para que lo podáis disfrutar también vosotros.

Ahora compartimos una sencilla reflexión al hilo  de los textos de la Eucaristía del este día:

 

Eclo 44,1-15

Hebreos 11,1-2.8-16

Mc 10,24b-30

Veo que el Espíritu Santo inspiró el carisma original a unos hombres santos: Roberto, Alberico y Esteban, que hoy son alabados por su fe y "por su descendencia, por su nombre que vive por generaciones..."

Me voy a fijar en una de las características que más se destacaron en nuestros Padres: el seguimiento de Cristo pobre (ante tanta crisis).

 Un pasaje del Exordio de Císter lo manifiesta con claridad:

"Como las posesiones y las virtudes no suelen ir unidas largo tiempo, algunos hombres sabios de esa santa comunidad que aspiraban más alto, eligieron estar más aplicados a las cosas celestiales que implicados en negocios humanos. A partir de entonces, ellos que amaban las virtudes, comenzaron a pensar en la fecundidad de la pobreza que engendra caracteres viriles"cistercienses

 

 

 

Segurísimo que eran conscientes de que sin bienes materiales no se puede vivir ni seguir al Señor en una vida tranquila,- por eso incluyeron en la jornada el trabajo manual- "para ganarse el pan con el sudor", sin embargo estoy convencida de  cuanto menos se tenga más desprendidas estamos... Clarísimo lo escribe San Bernardo, monje cisterciense de primera fila: "los bienes temporales son líicitos si no se aman, e ilícitos si se les ama"

La Regla de San Benito, el Evangelio y nuestros Padres,  nos invitan a desterrar de nuestra vida todo lo superfluo, viviendo en la simplicidad la pobreza siguiendo a Cristo pobre. Vaciarnos para llenarnos.

Dejamos casa, hermanos, familia...por Cristo y nos da casa, hermanas muy distintas...pero con la clara conciencia de que somos peregrinas en esta tierra y vamos en busca de una patria mejor: la vida eterna, que es el ciento por uno que promete Jesús a sus seguidores.

 

Nuestros Padres están ya gozando de la luz eterna que no tiene ocaso. En este día pedimos  ser sus más  fieles herederas de la fe para que alabemos al Dios Uno y Trino en el Padre, el Hijo y el Espíritu. Que  todas nuestras actividades: en el trabajo como en el reposo, en el uso de la palabra como en el silencio, en la oración íntima como comunitaria, estén orientadas a este único fin: contemplar el rotro de Dios como ya lo contemplan nuestros Padres Roberto, Alberico y Esteban.

 



« CUARESMA SAN PACOMIO »

Monasterio Cisterciense
Santa María la Real


09339 Villamayor de los Montes
Burgos - España
Telf. 947 18 90 01
info@monasteriodevillamayor.com
Recibe nuestro newsletter