Monasterio Cisterciense Santa María la Real de Villamayor de los Montes -Burgos, España-

Claustro

EN MARCHA

Una hermana guía tu visita a
Nuestro Monasterio
Fin de semana y festivos de 10:45h-18:00h

Entre semana acompañamos grupos
con cita previa en el 947189001

 



Madre Isabel, compartiendo en Adviento

FOTO

Incluimos en nuestra página las palabras que nos dirigió nuestra hermana priora
, el día que le tocó hablar para la comunidad en la Sala Capitular.

Me pregunta la Madre Abadesa qué he leído del Papa Francisco en este año de la Misericordia,
qué me haya llamado más la atención.
Mucho es lo que ha caído en mis manos del Papa, me gusta bastante su doctrina,
me alimenta porque le entiendo muy bien,
y este año ha sido para mí de gran consuelo el leer,
pero sobre todo, el experimentar la misericordia de Dios
y de las hermanas.
Solo me voy a limitar a compartir unas ideas:
1.-Dejarnos mirar por Jesús en lo íntimo del corazón y vivir con pocas cosas:
La sociedad de hoy busca el placer, ocasiones de distracción, de curiosidad,
pero estas cosas no son capaces de conducir al hombre a la verdadera alegría.
Muchas cosas, pero ¿dónde está la alegría?
Estoy convencida de que para amar la vida no necesitamos de muchas cosas,
que después se conviertan en ídolos. Necesitamos que Jesús nos mire.
Es su mirada la que nos dice:
«Tu vida no es inútil, porque a ti te he encomendado una misión».
Ésta es la verdadera sabiduría.
Una mirada nueva sobre la vida que nace del encuentro con Jesús.
Hermoso para vivir mi pobreza con sentido,
pues Jesús es mi gran riqueza, a estas alturas de mi vida,
esto se va haciendo más realidad.
2.- La otra cosa que os voy a compartir es esa frase de San Pablo
que tanto la repite el Papa, sobre todo a la vida consagrada:
«Soportaos mutuamente con paciencia».
Creo que debemos acoger a todas con corazón grande,
pidiendo al Señor que nos haga capaces de participar
en los problemas y dificultades de las hermanas,
tener el corazón de Jesús, que al ver a las multitudes
se compadecía de ellas, y les acogía con compasión.
Al Papa le gusta soñar en una Iglesia que viva la compasión,
también mis sueños son para que mi comunidad viva la compasión
como una madre que acaricia a sus hijos, así deberíamos
ser cada una de nosotras, acariciar, sostener a las hermanas débiles,
en dificultad…porque en cualquier momento puedo ser yo la necesitada.
Que encontremos en todas la mirada de Jesús, serena,
compasiva, que entre en nuestros corazones y
que seamos de verdad acogedoras para cualquier hermana,
sin hacer diferencias.
Y aprovecho para daros las gracias
porque en este Año de la Misericordia
he experimentado de verdad a la comunidad
como una madre misericordiosa, paciente,
amorosa para con mis debilidades.
Os animo a que no bajéis la guardia en esta práctica
de las obras de misericordia tanto a nivel personal
como comunitaria. Muchas gracias.    Madre Isabel



« Madre Ana, compartiendo en Adviento Madre Rosario, compartiendo en Adviento »

Monasterio Cisterciense
Santa María la Real


09339 Villamayor de los Montes
Burgos - España
Telf. 947 18 90 01
info@monasteriodevillamayor.com
Recibe nuestro newsletter